Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» » Registro de PB
Vie Mayo 11, 2012 9:47 pm por Aaron J. Jones

» » Registro de Nombre y Apellido
Vie Mayo 11, 2012 9:47 pm por Aaron J. Jones

» » Registro de Grupo
Vie Mayo 11, 2012 9:37 pm por Aaron J. Jones

» » Registro de Voz
Vie Mayo 11, 2012 9:36 pm por Aaron J. Jones

» Una tarde normal siempre puede convertirse en una tarde señalada (Abraham) +18
Lun Feb 27, 2012 7:32 pm por Christine E. Willer

» Anuncio N°4: Primera Limpieza del Foro
Dom Feb 26, 2012 9:56 pm por Cameron L. Abrams

» Step-sister...I'm looking for you, now! {0/1}
Mar Feb 21, 2012 12:20 pm por Bambi S. Marsden

» Y PERRY? / BUSCANDO A NEMO! (1/3) {and more}
Mar Feb 21, 2012 12:07 pm por Bambi S. Marsden

» Conociendo...nos....[ Jack & Tom]
Lun Feb 20, 2012 4:29 pm por Tom McHale

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Lun Ene 23, 2012 3:46 pm.








Image and video hosting by TinyPic






Image and video hosting by TinyPicUniversité FourvièreLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPicCzenE4.pngSecrets of hogwartsBSRol Anatomia de GreyWorlds Collide: The AftermathImage and video hosting by TinyPicLive Your DreamRXJ DarkRomanceImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicTeatro de los vampirosTwilight MoonNew York LivePhotobucketHogwarts Night RPGLa Galia del LirioInternado Convetry Foro RolPhotobucket This is my destinyRUN AWAY RPGSleeping BeauttyPanem GamesForo rol Life you think you hadAshley


Glee Second Generation por Jude D. Hudson & Kirsten St. James, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported


AGRADECEMOS A:
Glee Argentina
Google Images
Tumblr
Wiki Glee
A Thousand Fireflies

It's Friday {Joaquín}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Beth C. Puckerman el Lun Ene 23, 2012 3:55 am

Muchas veces me preguntaba si no me entrometía demasiado en las cosas personales de mis alumnos, si no se me iba la mano en querer tratar de ayudarlos en cosas que no estaban a mi alcance ni era mi asunto solucionar. Pero no lo hacía con mala intención, siempre me había gustado ser más que una simple profesora, que no me vieran como la idiota que venía a hablar de hechos históricos que a nadie le importaban, que pudieran confiar en mi tanto como yo confiaba en todos ellos cada vez que cruzaba la puerta del aula para impartir las clases esperando su buena voluntad y comprensión. No era sólo eso, sino que eran adolescentes y aunque muchos adultos se hayan olvidado de lo que era sentir tantas cosas juntas, descubrir tantos sucesos nuevos y tener una revolución hormonal permanente, yo no lo había hecho y todavía sentía en carne propia lo que era sentirse incomprendida por adultos que se creen muy superior a ti sólo por ser viejos y poder salir del país sin una autorización de sus padres. No sabía muy bien si era porque yo en la edad que ellos tenían hubiera querido que alguien me entendiese como trataba de entenderlos, o que dentro mío tenía la necesidad de hacer algo por los ellos, a quienes en algunos casos (sobre todo con los más pequeños) veía tan desprotegidos que me nacía el deseo de ayudarlos. Porque, en casos tan graves como la violencia familiar, anorexias y/o hasta embarazos, la constancia y firmeza de un adolescente no bastarían para solucionar esos tipos de problemas.

Sí, mi cabeza no dejaba de trabajar por un segundo. Hacía a penas minutos había salido de las prácticas del Club Glee en la que no me había dejado de mover por una hora y de usar mi garganta. Estaba algo transpirada y muerta de calor a pesar de las temperaturas típicas de esa época del año. No podía negar que me encantaba ser directora del Club, pero tampoco podía dejar de lado el hecho de que eso sumado a todas las horas que tenía en el colegio como profesora de Historia me agotaba física, mental y sentimentalmente siendo que ponía todo de mí en las dos actividades. El tratar de comprender a todos mis alumnos en sus respectivos aspectos y ayudarlos a lo que su alcance pueda llegar, defender a todos los miembros del Club Glee ante burlas de otros alumnos que algunas veces eran sólo verbales pero las peores se volvían físicas, además de tener que luchar día a día por tener un presupuesto digno para el Club contra la directora, Sue, no era algo que me relajara demasiado. Pero no podía ni pensar en renunciar a alguno de mis dos trabajos por el simple hecho de que estuviera agotada, había gente que confiaba en mi en mis dos puestos, gente que no podía abandonar no sólo por las cosas que podían aprender o no de mi, sino por el vínculo que me unía a esas personas.

Dejando esos pensamientos de lado me dispuse a ir a arreglarme al baño ya que debía dar la última hora del día con uno de los cursos de alumnos más grandes que tenía. Ya los había tenido el curso anterior por lo que ya conocía un poco al grupo, cómo se llevaban entre ellos y particularmente a cada uno, aunque obviamente más a algunos que otros. La clase que iba a impartir no iba a ser una de las más divertidas que haya dado en el colegio, como hacía siempre tratando de hacer improvisaciones dependiendo de la época, trayendo música para que compusieran la letra hablando sobre el hecho histórico que estaban atravesando o juntándolos en grupos para que preparen alguna obra de teatro. Pero por los últimos sucesos que se le habían juntado, no había podido preparar una buena clase por lo que deberían conformarse con una pequeña explicación y un cuestionario, ya los recompensaría unas clases más adelante ya que tenía pensado hacerles grabar un corto explicando los sucesos de la Segunda Guerra Mundial como si fueran parte de ella. Al llegar al aula, ya los alumnos estaban en ella. Luego de llamar a silencio y disculparme por la tardanza comencé a explicar los sucesos que desencadenaron en la guerra antes nombrada, les pedí que trabajasen durante el resto de la hora en el cuestionario que me debían entregar y fui a sentarme en el escritorio. Ya ni tenía fuerzas para hablar, siendo que era viernes y que últimamente estaba durmiendo poco.

Me levanté del escritorio sólo faltando cinco minutos para que se terminara la hora. "Comiencen a entregar los trabajos, serán evaluados y promediados con sus notas finales" informé tratando de que mi voz no pareciera cansada y con el tono justo entre autoridad y amabilidad. "Hago la promesa que la próxima clase no los esclavizaré de esta forma" dije con un dejo de sonrisa en mis labios para luego volverme atrás del escritorio recibiendo los primeros trabajos y despidiendo a los alumnos que me los entregaban. Luego de unos minutos miré a los alumnos y sólo quedaban unos pocos, que estaban preparando sus bolsos o ultimando detalles del trabajo evaluatorio. Cuando sólo quedaban los últimos tres, comencé a guardar mis cosas también. Entre ellos estaban una chica menuda y de largo pelo castaño llamada Melodie, a la cual no había podido conocer mucho por su personalidad algo callada y tímida pero que siempre instaba a hablar y expresarse en cada actividad; John un chico que sabía que era muy 'popular' entre las chicas y que no pasaba dos veces por las mismas sábanas y que se sentía muy orgulloso de ello, había tratado de que se diera cuenta que eso no era un buen estilo de vida a largo plazo pero tampoco podía dejar de pensar que era un adolescente y que muchas veces caían en esas cosas; y por último, estaba Joaquín un chico del que no sabía mucho más que de algunos comentarios de sus propios compañeros, de profesores y de conclusiones mías. Me senté a esperar a que el salón estuviese vacío.

Beth C. Puckerman

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 21/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Joaquin I. Sabatini el Lun Ene 23, 2012 8:39 pm

Había salido de entrenar, entre hora y hora solía ir para no perder mucho tiempo, me gustaba mantenerme bien y en forma, ya que de esta forma conseguía un mejor rendimiento a la hora de los partidos, además de también prevenir lesiones. El ejercitarme bastante ya era parte de una costumbre para mi, por eso era que no me molestaba en lo más mínimo usar parte de mi tiempo libre en ello, además sabia que al hacerlo obtendría mejores resultados a la hora de jugar. Como siempre había pensado que esa parte la había heredado de la familia de “mi papá”, aunque no estaba seguro de ello, porque no tenía mucha información de este y a decir verdad tampoco me interesaba tenerla. Una vez mi mamá me había dicho algo como que eso tenía cosas muy parecidas a él y esas cosas y yo le pedí que no me dijera nada más, porque no me interesaba saber nada mas de esa persona. Así que únicamente contaba con esa información al respecto, aunque sabía que si le preguntaba un poco a mi mamá ella me contaría para que conociera mas, pero no quería incomodarla o eso con preguntas sobre el tema. Por más que ella dijera que no le molestaba responder a mis preguntas o dudas sobre quién era y como era, yo sentía que no tenía importancia hablar del tema. Ya que al fin y al cabo, esa persona en su momento no se intereso por mí, porque yo me preocuparía por él, entonces con eso estaba todo dicho y no tenía nada más para agregar sobre el tema.

Había sonado el timbre y me tocaba ir a clase de historia, esa clase la llevaba Beth, una profesora que tenía bastante buena onda y que sabía llevar las clases de una manera distinta y más entretenida para nosotros. A la hora de estudia tenía que reconocer que no me costaba mucho el hacerlo, por eso no solía tener problemas con mis notas, por lo que generalmente solo me encargaba de prepararme para los exámenes y algún que otro trabajo evaluativo pero nada más. Solo en algunas materias solía tener un rendimiento mucho mayor y me preocupaba mas por hacer bien las cosas. Es que era bastante vago a la hora de hacer de ponerme a hacer las tareas, porque prefería ocupar mí tiempo en otras cosas más divertidas, antes de ponerme a hacer eso, aunque si se me metía en la cabeza el hacerlas las hacía, generalmente por algún interés en particular. Llevaba bien mis notas, algunas mejores que otras claro, para no dar problemas en mi casa, sentía que con eso compensaba de cierta forma todo lo que hacían por mí, aunque sin mucho esfuerzo. En las que mejores me solía ir, porque le prestaba mayor importancia eran la de idiomas, los números y bueno había agregado a esas historia, si con un poco de interés quizás, pero me gustaba, solo que ahora le ponía un poco mas de ganas que antes. Había que reconocer que parte de eso era merito de la profesora, porque para que mentir, la primera vez que entro en la clase y la presentaron a todo el grupo, lo que menos me importo era la materia que ella daría, por razones más que obvias. Quizás sonaba loco pero no era el único en que había pensado en eso, desde un primer momento, es como la primera impresión de una persona y vaya impresión que había causado ella. Era una chica joven, comparada con la mayoría de los demás profesores y eso no era todo realmente estaba como quería, habíamos hablado eso con los chicos del equipo unas cuantas veces. Entonces fue que se me vino una idea a la mente, si yo quería llamar la atención de ella de una buena forma, lo mejor sería tener un buen desempeño en su materia, total tampoco quedaría raro, ya que mis notas no eran malas y solía tener materias mejores que otras. Así que sin darle muchas vueltas al asunto, eso fue lo que me dispuse a hacer bastante decidido, cuando pedía trabajos trataba de entregar la mayoría, quizás hasta estudiaba mas para sus exámenes y ese tipo de cosas como para como quien no quiere la cosa ir llamando la atención de una manera más discreta. Así que en esas estaba y por ahora iba bastante bien porque todo estaba como lo esperaba o por lo menos de momento y eso era bueno.

Estaba sentado atrás, casi al fondo del curso ese era generalmente el lugar que usábamos con los chicos del equipo a no ser cuando nos separaban por cuestiones de conducta. Si eso era algo bastante complicado, en lo que solía tener más problemas que a la hora del estudio, más que nada era por los chicos, hablábamos bastante y éramos un tanto revoltosos. Pero allí trataba de que sea lo menos posible de sobre salir en eso, pero tampoco era siempre sino los chicos se darían cuenta de las cosas. Por suerte ellos sabían cómo era y que en algunas clases me gustaba molestar más que otras, porque simplemente me gustaba más lo que daban, entonces no quedaba tan raro para ellos.
La escuchaba hablar y explicar que era que haríamos el día de hoy, un cuestionario sobre lo que habíamos estado viendo. Cuando llego la hoja con las preguntas, hasta donde estaba yo, le pegue una leída y me quede bastante tranquilo, porque no estaba para nada difícil, después la volví a dejar sobre el pupitre. Levante mi mirada para ver qué pasaba a con el resto de la clase, pero me detuve en mirar a Beth que se veía al rara ese día, como si no tuviese la misma energía de siempre, quizás estaba cansada o le había pasado algo. El caso fue que se me había pasado parte de la hora pensando en eso y ni cuenta me había dado. Al darme cuenta, me apresure para poder contestar todas las preguntas, no me faltaba mucho pero ya quedaban pocos chicos dentro del curso, por suerte justo cuando el ultimo estaba yéndose pude terminar. Guarde las cosas en mi mochila y una vez que tuve todo listo me acerque hasta el escritorio de ella deje el cuestionario allí y la mira. –
¿Te sentís bien?


Joaquin Iker Sabatini

Joaquin I. Sabatini

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Beth C. Puckerman el Mar Ene 24, 2012 6:20 pm

Añoraba con cada parte de mí ser tomar el bolso, correr hacia mi auto para llegar a mi casa a dormir sin que nadie me moleste. Apagar el celular, desconectar el teléfono de línea y no contestar si alguien toca el timbre. Simple y total paz, porque me merecía un poco de ella después de toda la semana casi sin descanso. Pero todavía no podía hacer ese sueño realidad y no sólo porque todavía quedaran alumnos en el aula, sino porque estaba consciente de que tendría que pasar a saludar a la sala de profesores y eso haría que al menos me retuvieran media hora más con sus charlas sin sentido. Y eso era algo bueno, teniendo en cuenta que en esa charla de despedida podrían invitarme a tomar algún café o a comer a un restaurante y eso requería unas dos horas más de charlas estúpidas con profesores que se creían demasiado. Mi mente maquinaba sin parar opciones para librarme de esa despedida y posible invitación, pero no encontraba ninguna que no fuera descortés y obviamente si se ofendían con algún acto o palabra mía sería cotilleos por semanas de ellos…, y algunas veces eran peores que las chiquillas adolescentes que murmuraban secretos todo el santo día. Pero lo peor era que tendría que fingir normalidad y no podía dormirme en el medio de la conversación, quizás con mis alumnos me dejaba ver un poco más agotada porque era otra especie de confianza la que compartía con ellos además de que muchas veces eran ellos los que se veían agotados. Pero con ellos, los otros profesores, siempre tenía que aparentar que podía con todo, y que siempre había una sonrisa en mi rostro y una gran energía interior. ¿Energía interior? Dios, batería agotada.

Por suerte la última clase había pasado y ya faltaba poco para poder cerrar el salón, luego de acomodarlo y partir para las obligaciones ‘extras’ que tenía, que era mejor sacárselas del medio rápidamente. No me había gustado nada haber tenido que darles esa clase tan aburrida e insípida al lado de las otras en las cuales solían ser más movidas y didácticas que esa. Pero realmente no había tenido fuerzas para prepararla y mucho menos para llevarla a la práctica cuando lo único que había podido hacer era caerme sobre la silla del escritorio y refregarme varias veces los ojos tratando de que el sueño no me venciera y dándome ánimos a mi misma pensando que al menos no eran las diez de la mañana y que ya podría irme. Mis pensamientos eran más al estilo de cualquier alumna de dieciséis años queriéndose ir del colegio que el de una profesora, pero yo no podía retener el impulso de chocar repetitivamente los tacones contra el suelo y mirar cada diez segundos el reloj. Me di fuerzas cuando los alumnos se estaban yendo ya que los saludé con una sonrisa, a parte de la obvia felicidad de que esos cincuenta minutos se hayan pasado. Sólo faltaba el pequeño grupito de tres que había descrito antes y ya podría cerrar. Melodie y John se fueron casi al mismo tiempo y sólo quedaba Joaquín, el cual me había sorprendido ya que era uno de los que entregaba más rápido. Pero se lo dejaría pasar porque yo tampoco estaba para sermones, pero en la próxima clase le preguntaría si le pasó algo ese día que le hizo bajar el rendimiento, igualmente estaba segura de que sólo sería esa vez, ya retomaría su ritmo con facilidad.

Pensando en eso, yo recordaba varias cosas de él porque simplemente resaltaba entre ‘los suyos’. Estaba en el equipo del colegio y era extraño que ese tipo de chicos les vaya bien en el colegio, o por lo menos que les vaya tan bien como a Joaquín le iba, ya que por otros profesores me enteré de tampoco tenía notas bajas en las otras. Eso era bueno, no se iría de la secundaria siendo solo un físico preparado para recibir golpes. Sonreí cuando se me acercó para entregarme el trabajo, pero me tomó por sorpresa su pregunta. “Sí, algo cansada. Pero creo que bien” respondí mientras guardaba su trabajo junto a los de los demás y ponía mi bolso en mi hombro. “Gracias, eres el primero que lo pregunta” seguí diciendo la verdad, todos estaban en la suya los viernes y nadie se fijaba en los demás, por lo que había sido otro buen punto para Joa quién lo había hecho. “¿Y tú?” pregunté no llevándome por los meros mecanismos de jerarquía. Luego de pensarlo un poco, me pregunté a qué venía esa pregunta, uno casi siempre buscaba ser cortés, pero no todos venían a preguntarme como estaba, quizás se notaba mucho mi estado casi autista como para que no viniera a preguntar algo. Reí ante mis pensamientos y no me retuve a preguntar. “¿Tan mal me veo para que preguntes?” pregunté sin maldad, con una sonrisa en mis labios y dirigiéndome a acomodar los bancos que los queridos adolescentes habían dejado para cualquier lado en su salida presurosa del aula.


BethCPuckerman*





Beth C. Puckerman

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 21/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Joaquin I. Sabatini el Miér Ene 25, 2012 2:07 am

No quería que pensara, que era un desubicado o algo por el estilo, debido a que yo le estaba preguntando si se sentía bien o no, pero en verdad quería saber cómo estaba y si le había pasado o no algo. Por otro lado si me lo ponía a pensar un poco más, quizás si quedaba no mal sino más bien un tanto extraño que yo le preguntara algo como eso, pero me había hecho de la confianza como para hacerlo; además ella también si veía mal o extraño a alguno de los chicos o chicas del curso le preguntaba si se encontraban bien o si algo les había pasado, por eso me relaje un poco más. De todos modos, ya daba igual lo que pensara porque ya se lo había preguntado, todo ese tipo de especulaciones las tendría que haber hacho antes de realizar mi pregunta, pero ya era tarde para eso, por lo que solo me dispuse a esperar a que ella me contestara. Y de esa forma también cortar con las especulaciones y saber verdaderamente lo que pensaba ella con mi reciente pregunta. Si lo pensaba un poco terminaba llegando a la conclusión que de todas formas se lo iba a terminar preguntando, tarde o temprano, quizás tendría que haber empezado la charla de otra forma o preguntar de una manera distinta, no tan directa. Pero por otra parte así era yo, no me iba con muchos rodeos a la hora de decir las cosas, aunque claro algunas veces se me hacía más fácil que otras y está precisamente no era una de ellas. En verdad me interesaba saber como estaba, si le había pasado algo o necesitaba alguna cosa, fuera lo que fuera, yo estaba allí para dejarle en claro que podía contar conmigo para lo que necesitara, sin importar lo que fuera. Quería demostrarle que era una persona que si bien no habíamos hablado mucho, pero ahora iba a estar para ella y más aun si le pasaba algo.

Pensé en disculparme por haberla hecho esperar, yo no acostumbraba tardarme tanto en entregar los trabajos, pero es que me había colgado pensando en las posibilidades de que era lo que le estaba pasando, porque se encontraba así. Quizás había tenido mucho trabajo en este último tiempo o necesitaba hablar con alguien y yo estaba allí para compensar en cierta forma mi tardanza. Pensaba en muchas formas para poderle compensar el haber tardado tanto y llegue a la conclusión de que esa idea era la mejor, o por lo menos lo era de momento. Me quede más tranquilo al escuchar que lo que tenia era únicamente cansancio y no alguna cosa mayor, si bien el cansancio era molesto, con un poco de descanso se solucionaba y más teniendo en cuenta que hoy era Viernes, tendría el fin de semana para reponerse bien. –
Me quedo mas tranquilo entonces, pero por suerte ya llega el fin de semana y vas a poder descansar bien, eso te va a ser de mucha ayuda. – Le dije sonriendo de lado, al mismo tiempo que me encogía de hombros, no podía creer eso, yo era la única persona que le había preguntado si se encontraba bien. Acaso era el único que le prestaba atención como para darme cuenta de algo así, aunque era bastante loco, porque con una sola miradita o incluso con tan solo escucharla, uno o por lo menos yo me daba cuenta que no estaba con la chispa de todos los días. Esa chispa que la caracteriza y diferenciaba sus clases de las otras.

La seguí con la vista para ver hacia donde era que iba, al ver lo que se puso a hacer, me puse con ella a acomodar el resto de los pupitres, ya que si yo me ponía a ayudarla con ello, iba a terminar mucho más rápido y era de mucha ayuda si teníamos en cuenta que estaba cansada. La mire y sonreí de lado mientras seguía acomodando los pupitres, cuanto antes termináramos, antes ella iba a poder descansar. Al escuchar su pregunta, me detuve un momento para pensar en ello, la verdad que yo también estaba un poco cansado por los entrenamientos, pero no era nada, ya estaba acostumbrado a eso.-
Bien, un poco cansado como todos, es Viernes por lo que es bastante lógico el cansancio, por el desgaste de la semana. - Me reí al escucharla y me apresure a negar con la cabeza y me apoye en uno de los bancos para poder verla mejor. No era justamente eso lo que pasaba, no era que se veía mal, sino que se notaba distinta, sabía que lo había dicho en un tono de broma, pero de todas formas iba a aclarar aquello, por cualquier cosa y para evitar malos entendidos. En esos momentos se me ocurrió lo que para mí era una buena idea, aunque un tanto loca la verdad, pero bueno que más daba.- No es eso, sino que no tenes la misma chispa de siempre, solamente eso. Pero tengo una propuesta para hacerte, te sacare el peso de que pienses en que vas a comer, porque voy a cocinarte, claro si quieres. – Comente y mientras esperaba su respuesta, terminaba de acomodar los últimos pupitres que quedaban del sector del curso en que estaba yo.


Joaquin Iker Sabatini

Joaquin I. Sabatini

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Beth C. Puckerman el Miér Ene 25, 2012 4:30 pm

Aunque no quisiera admitirlo porque todavía me sentía terriblemente cansada, la charla que me había dado Joaquín me había distraído un poco de todo el cansancio del día y hasta había hecho que mis labios esbozasen una sonrisa sincera y no las falsas que ponían simplemente para que todo el mundo piense que estaba bien. Había pensado que de vez en cuando había que pensar en una misma y dejar que los demás te ayudasen y no sólo hablar y tratar de comprender a los demás dejándome de lado muchas veces. Por lo que no me molestó que me preguntaba como me iba, ya que por una vez había sido sincera diciendo que estaba cansada y no como con todos que decía ‘nada, todo está bien’, quizás le había dicho la verdad porque ya él sospechaba que algo no iba muy bien en mi, cosa que también me hizo plantearme cuánto me había estado observando ese día o los anteriores para que pueda llegar a la conclusión de que ese día no había algo bien. También ayudaba mucho el que ya no gozara de tanta paciencia y de cordura como para fingir estar activa y enérgica como lo había estado haciendo todo el día, por lo que fue más fácil decirle la verdad que obligar a mi cuerpo a poner una expresión contenta y decirle que todo iba bien, cuando no lo iba. “¿Te preocupaba?” pregunté ya que él había dicho que se quedaba más tranquilo al saberlo, quizás verdaderamente estaba preocupado por mi o yo me veía lo suficientemente mal como para alertar a un alumno. Pero estaba en lo cierto de que ahora vendría el fin de semana y utilizaría ese tiempo para descansar y bueno, corregir algunos trabajos que me habían quedado pendientes, pero no quería pensar en eso en ese momento.

También podía ser que el que hubiera dictado una clase tan aburrida como aquella hubiese terminado de convencer a Joaquín de que algo iba mal, y estaba en lo cierto. No es que ‘algo iba mal’ sino que simplemente estaba muy cansada y si no fuera porque antes de entrar me había tomado un cargado café, no hubiese aguantado la tentación de dormirme sobre el escritorio. Lo miré y vi como se había puesto a ordenar los bancos conmigo, cuando pude conectar con su mirada le sonreí agradeciéndole silenciosamente lo que estaba haciendo siendo que la mayoría de los chicos de su edad no hubiesen pensado dos veces antes de irse corriendo por la puerta cuando había tocado el timbre. Asentí con la cabeza ante sus palabras, entendía perfectamente lo que era el cansancio del que estaba hablando ya que yo podía sentirlo en ese mismo instante pesando como roca entre mis hombros y espalda. “Entonces esta noche los dos dormiremos como bebés” reí ya que sabía que si me acostaba cuando llegaba a casa no me despertaría hasta la mañana siguiente. Cuando dijo lo de ‘la chispa’ sonreí, yo tenía la idea de que quizás no era lo mismo una clase mía que la de los otros viejos y aburridos profesores porque simplemente quería ser diferente a ellos y me esforzaba siempre, pero eso era totalmente diferente a oírlo de la boca de un alumno ya que él confirmaba que estaba haciendo bien el trabajo que me había propuesto, aunque ese día no fuera mi mejor día. Sonreí ante su propuesta, me hubiera imaginado de todo menos eso.

¿Sabes cocinar? ¿O simplemente quieres envenenar a la malvada profe? ” pregunté no creyendo todavía las palabras que recientemente había expresado el chico. La verdad es que aceptaba la idea de lleno, pero quería saber si él lo hacía porque quería o por alguna razón en particular o simplemente se veía obligado ya que me veía tan cansada. Pero también estaba la contra de que no estaba bien visto que yo me lleve a un alumno a mi casa, no pasaba nada cuando eran grupos (como Glee que algunas veces se había pasado por mi casa para practicar alguna que otra canción) pero este caso era particular y era sólo un alumno que vendría a cocinar a mi casa. Algunos podrían verlo como una especie de extorción para que le levantara las notas, aunque él no lo necesitaba, y otros podrían verlo como algo más… y no quería que eso pasase. “Me encantaría… pero, ¿de verdad quieres hacerlo? ” pregunté y aunque mis pensamientos me jugasen una mala pasada yo quería que viniera, a demás ya me había alegrado el día y sabía que podía hacerme otro café para aguantar unas horas más para compartir mi casa con él y cenar también. Aunque todavía le veía los contras a ese acercamiento, también le veía los pro y eran: no pensar en qué cocinar, no cocinar, pasar una linda velada y conocer un poco más a Joaquín al cual no tuve la oportunidad de conocer mucho aunque estuviera en mi clase desde el año anterior. “Quiero decir… no tienes que sentirte obligado simplemente porque estoy cansada, tú también lo estas y tendrías que ir a descansar” finalicé con menos fuerzas que las demás frases ya que me había decidido en que quería que él viniera a casa, pero tenía que darle las otras opciones para que luego no se arrepienta.


BethCPuckerman*





Beth C. Puckerman

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 21/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Joaquin I. Sabatini el Lun Feb 06, 2012 5:24 am

No dude ni un segundo en mi respuesta hacia la pregunta que ella me estaba haciendo, ya que no me resulto para nada difícil el hecho de pensar en ello, porque yo tenía las cosas bastante que me preocupaba el cómo estuviera o si le hubiese pasado algo, porque simplemente me interesaba al saber cómo estaba. Ya que de esta forma podía saber si necesitaría algo o si podía ayudarla de alguna forma, si es que podía llegar a ser útil para ella, eso era lo que yo quería, poder servirle para algo o estar presente cuando ella lo necesitara. Pensando que de esa forma, cada vez que ella me necesitara, yo de alguna u otra forma yo tendría que estar, para que ella notara que podía notar conmigo para lo que quisiera. Mi pensamiento tal vez era un poco rebuscado, pero sabía que funcionaria, quizás era un trabajo un tanto minucioso y de hormiga pero sabia o más bien tenía bastante fe en que funcionaria o quería creer en ello. Además para mí no sería muy difícil que digamos el hecho de darme cuenta de cuando algo le pasar, porque al estar atento de cómo estaba me daría cuenta rápidamente de cómo marchaba todo. Pero ahora el dilema estaba en que era lo que le tenía que decir al respecto, porque si bien yo tenía clara la respuesta para mí, sabía que no podía decírselo a ella o por lo menos no de esa forma, por lo que lo mejor era pensarlo bien. Lo mejor y más diplomático era una respuesta poco obvia y un tanto justa para ale momento, algo como si claro que me importa pero por si es algo grave o alguna cosa de esas. – Como para no hacerlo, si desde lejos se notaba que estabas distinta el día de hoy, entonces pensé que podía haberte pasado algo. – Dije con un tono tranquilo y a tono con la conversación que estábamos teniendo, terminando con el último pupitre y apoyándome en este para poder mirarla mejor, de alguna forma haciendo tiempo hasta que ella terminara con los suyos.

No pude evitar reírme ante el comentario que ella acababa de soltar, si quizás mi mente había volado de una forma más que rápida, pero bueno que más podía hacer ante aquel comentario y además ahora ya había tenido aquel pensamiento y aun rodeaba mi cabeza. Pero todavía era un chico que al escuchar cosas similares a esas, le daba pase libre a su imaginación y de esta forma permitía que volara de una forma demasiado alto, pero a veces estaba bueno y más aun cuando nadie sabía en qué era lo que estaba pensando. Seria todo un caos si alguien leyera alguno de mis pensamientos descolocados de momentos, no seria para nada beneficioso. Me apresure a sacudir mi cabeza, tratando de esa forma de dejar aquello no totalmente olvidado, pero por lo menos si de lado, eso sería bueno. Y algo bueno también seria que mejor no siguiera hablando sobre aquel tema, por esa razón solamente me limite a asentir ante sus palabras y sonreí levemente, nada más que eso.

¿En verdad me estaba preguntando eso?, acaso dudaba de lo que yo le acababa de decir, aparentemente era algo así, pero porque se lo hubiese dicho si era mentira, quizás para impresionarla o algo así, pero en este caso era verdad y podía demostrarlo. Por esa razón era que había hecho la propuesta, porque estaba seguro de que lo podía hacer y más que bien, en pocas palabras me tenía mucha confianza y eso era lo importante de momento. Y si ella dudaba, yo podía demostrarle que cuando ella quisiera se lo podía demostrar sin problema alguno y bien dispuesto a hacerlo. –
Claro que se y no es que me quiera agrandar, pero me tengo mucha fe en lo que hago.– Solté una carcajada y me apresure a negar rápidamente todo divertido, claro que no quería envenenarla, si era la profesora con mejor onda y además de que yo la apreciaba como para hacer algo así. Pero pensándolo bien su razonamiento no era para nada malo, porque ese era el sueño de cualquier alumno, incluso también era el mío pero con alguno de los otros profesores claro está. Claro que quería hacerlo y de eso no había ni la mas mínima duda al respectó, por ese motivo, me levante de en donde estaba sentado y fu caminando hasta donde estaba mi mochila para agarrarla y luego ir hasta donde estaba ella. La mire sonriéndole de una forma más que amble y divertida, para luego mirar sus cosas y agarrarlas con la mano, para que ella no cargara. – Vamos, creo que con esto no hay nada más que agregar, te prometo que no te vas a arrepentir.


Joaquin Iker Sabatini

Joaquin I. Sabatini

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: It's Friday {Joaquín}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:27 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.