Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» » Registro de PB
Vie Mayo 11, 2012 9:47 pm por Aaron J. Jones

» » Registro de Nombre y Apellido
Vie Mayo 11, 2012 9:47 pm por Aaron J. Jones

» » Registro de Grupo
Vie Mayo 11, 2012 9:37 pm por Aaron J. Jones

» » Registro de Voz
Vie Mayo 11, 2012 9:36 pm por Aaron J. Jones

» Una tarde normal siempre puede convertirse en una tarde señalada (Abraham) +18
Lun Feb 27, 2012 7:32 pm por Christine E. Willer

» Anuncio N°4: Primera Limpieza del Foro
Dom Feb 26, 2012 9:56 pm por Cameron L. Abrams

» Step-sister...I'm looking for you, now! {0/1}
Mar Feb 21, 2012 12:20 pm por Bambi S. Marsden

» Y PERRY? / BUSCANDO A NEMO! (1/3) {and more}
Mar Feb 21, 2012 12:07 pm por Bambi S. Marsden

» Conociendo...nos....[ Jack & Tom]
Lun Feb 20, 2012 4:29 pm por Tom McHale

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Lun Ene 23, 2012 3:46 pm.








Image and video hosting by TinyPic






Image and video hosting by TinyPicUniversité FourvièreLonelyHeartsClubFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPicCzenE4.pngSecrets of hogwartsBSRol Anatomia de GreyWorlds Collide: The AftermathImage and video hosting by TinyPicLive Your DreamRXJ DarkRomanceImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicTeatro de los vampirosTwilight MoonNew York LivePhotobucketHogwarts Night RPGLa Galia del LirioInternado Convetry Foro RolPhotobucket This is my destinyRUN AWAY RPGSleeping BeauttyPanem GamesForo rol Life you think you hadAshley


Glee Second Generation por Jude D. Hudson & Kirsten St. James, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported


AGRADECEMOS A:
Glee Argentina
Google Images
Tumblr
Wiki Glee
A Thousand Fireflies

And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Kirsten St. James el Mar Feb 07, 2012 12:59 pm

Había días en los que las sensaciones de Kirsten se adelantaban a lo que pasaría más tarde. Como cuando uno tiene el presentimiento de que obtendrá la tan ansiada A en el examen, o que por el contrario lo fallará épicamente. Eso era lo que le sucedió al despertar, la adolescente no sintió la emoción que suponía el Día de San Valentín, menos aún la emoción que suponía ese día y tener pareja. Nada, simplemente se sentó en la cama pensando "Oh, cierto, 14 de Febrero". Se apresuró en enviarle un mensaje a Mathias para desearle un felíz día y además para recordarle que habían quedado en encontrarse esa noche en Breadstix. Dejó el móvil a un lado y por algún motivo tenía el ceño fruncido; no le pintaba que fuese a ser un día particularmente bueno.

Para cuando llegó la noche esa molesta sensación de que algo iba a pasar no la abandonaba, lo peor era que ni siquiera sabía que era lo que presentía que iba a pasar, sólo tenía el presentimiento. Había hablado con Lena minutos antes, perdió la cuenta de cuanto tiempo habían estado al teléfono, tampoco es que le importase mucho, pero estaba segura de que había agregado una buena suma de dinero a la factura de la línea. Eso tampoco le importaba, de modo que dejó de preocuparse por nimiedades de la vida y se dedicó a buscar el atuendo que usaría esa noche. A decir verdad, no tenía ni la más pálida idea de que se pondría, nada en su ropero le parecía adecuado ni le convencía. "Demasiado soso, demasiado exagerado, a este ya lo usé en otra fiesta, a este no me lo pondría ni muerta..." se cruzó de brazos luego de haber echado un vistazo a todo lo que tenía allí, que era bastante. Se preguntó que demonios era lo que andaba mal con ella ese día y optó por recurrir a la sabiduría de su madre.

En tan sólo unos minutos, Selene encontró el vestido ideal en un azul oscuro y se lo alcanzó a su hija. Unas medias negras que le cubrían toda la pierna, el abrigo, los zapatos, una bufanda y voilà, ya estaba. Kirsten no tardó en terminar de maquillarse y de peinarse, optando esa vez por retirarse los mechones delanteros hacia atrás y sujetarlos con unas pequeñas hebillas. Le expresó su agradecimiento a su madre y se marchó con la promesa de que volvería, no sabía a que hora, pero volvería.

Una vez que estuvo en el restaurante echó un vistazo alrededor, fijándose si Mathias ya había llegado. Chequeó la hora en su reloj de pulsera y comprobó que aún faltaban unos minutos para la hora en la que habían quedado. No todo el mundo solía llegar antes como ella. El lugar estaba medianamente lleno, había algunas parejas y otros que habían decidido ir con amigos. No lograba localizar ninguna mesa vacía, tal vez no había sido muy buena idea ir luego de la hora de inicio. Buscó un rostro familiar, alguien con quien sentarse, y a la primera que reconoció fue a Caitlin Evans; no era de su preferencia sentarse con ella, principalmente porque no eran amigas ni nada por el estilo, pero en vista de que todos los demás allí tenían compañía se dirigió a aquella mesa. Se sentó en el asiento de enfrente con toda la tranquilidad del mundo -Hola, Caitlin- saludó con una sonrisa como si se conociesen de toda la vida -¿Te molesta si me siento? Serán unos minutos, hasta que llegue Mathias- la pregunta era prácticamente al vicio, ya se había acomodado y quitado el abrigo. Digamos que ni aunque le dijera que no a esas alturas Kirsten se iría, quizás por llevarle la contraria o porque no tenía donde más estar, pero tenía en claro que no se movería de allí hasta que su novio llegase. De todos modos, la morocha había notado que la otra adolescente estaba sola, a no ser que ella también estuviese esperando a alguien. Se le ocurrió que si ese era el caso podrían compartir una cita doble, como esas que se veían en las películas cuando dos parejas decidían salir juntas.



kirsten olivia st.james
GIRLS JUST WANNA HAVE FUN

Kirsten St. James
Admin

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 14/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Mathias R. Hudson el Mar Feb 07, 2012 8:08 pm

Nunca jamás reconoceria que San Valentín le gustara. De hecho siempre había sido de los que se burlaban de ese día y de los que recorrían los pasillos del McKinley con cajas de bombones en forma de corazón, con flores y con tarjetas para declararse a su persona especial. Había llegado incluso a tirar granizados a aquellos pringados. Sin embargo ese año se descubrió a si mismo con ganas que llegara la noche, y sonriendo como un bobo en cuanto le llegó un mensaje de Kirsten para felicitarle el San Valentín . Por supuesto no era algo que fuera a reconocer en voz alta, y una vez respondido el mensaje continuó con su fachada de tipo duro al que no le gusta San Valentín a pesar de tener pareja, quejándose con cualquiera que quisiera escucharle la pereza que le daba ir a Breadstix esa noche.

Incluso había comprado algo. Nada de flores o bombones, por eso. Aquello era demasiado vulgar para Kirsten. A pesar de eso se había mantenido fiel a los tópicos y con la ayuda del sueldo simbólico que su padre le pagaba por ir a ayudarle en el taller había comprado una pulsera de plata decorada con cristales rojos y perlas, que llevaba colgando el típico corazón de San Valentín. No era gran cosa, pero al verlo en la tienda tuvo la sensación de que era perfecto para Kirsten.
Y aún a pesar de que el Breadstix no era el estandard de la elegancia, decidió arreglarse un poco más de lo normal, con una camisa que tomó prestada del armario de Thomas, pensando que él tenía tantas camisas que ni siquiera echaria de menos una, unos pantalones oscuros que nunca se ponía y hasta se peinó con un poco más de cuidado que lo habitual.

Llegó perfectamente puntual al restaurante, que lucía una decoración de corazones por todas partes. Sonrió con sorna al verlo mientras paseaba la mirada por entre la gente, intentando ver si su novia ya había llegado. Y fue entonces cuando la sonrisa se le congeló en el rostro. Porque si, Kirsten había llegado, pero no estaba sola, y esta vez la chica rubia que estaba con ella SI era Caitlin, por mucho que deseara que aquello fuera fruto de su paranoia.

Las reacciones se sucedieron en su cabeza una tras otra, sin darle tregua. Primero la taquicardia por el miedo que Kirsten ya lo supiera todo y que fuera a dejarle en San Valentín. Luego rabia y odio contra Caitlin, porque de todos los días que podía haber escogido para venir a joderle la relación había escogido precisamente ese. También había esa parte de miedo por no volver a recibir ninguna mirada más de aquellas que Kirsten sabía dirigirle y que le hacían sentir especial. Y por último lástima y asco a partes iguales hacía si mismo, al sentirse el ser más despreciable del mundo entero.

Se sentía mareado mientras se acercaba a la mesa que ocupaban las dos chicas. Por un lado no quería acercarse, porque no estaba seguro de poder soportar una mirada de despecio o de asco por parte de la morena, y por otra parte, no sentía que no podía pasar ni un segundo más sin saber que había pasado o de que estaban hablando.

- ¡Hola! No te he hecho esperar mucho... ¿verdad? Te traigo un regalo para compensar. - le dijo a Kirsten forzando una sonrisa, intentando descubrir alguna expresión en su rostro que le diera una pista de algo, y luego se volvió un momento a mirar a Caitlin - Hola Caitlin. ¿De que hablabais? ¿Algo interesante? - acabó preguntando con cautela, mientras sentía como el nudo en su estomago crecía cada vez más esperando una respuesta. No saber lo que pasaba estaba volviendole loco.

Regalo de San Valentín:



Mathias R. Hudson

Mathias R. Hudson

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Caitlin L. Evans el Mar Feb 07, 2012 11:29 pm

La mañana del día de “San Valentín” Caitlin amaneció enferma. Bueno, no exactamente enferma, pero es lo que le gustaba creer, odiaba ese día, le daba nauseas, lo encontraba estresante y sin sentido. Además, a pesar de lo que muchos creían la rubia jamás había pasado un “Día de los Enamorados” en pareja, siempre terminaba llevándose a alguno a la cama, pero nada de citas, chocolates, peluches o flores. No era su estilo, nunca lo seria. Tampoco se había enamorado nunca, le habían gustado algunos chicos, eso es obvio, pero no había sentido algo demasiado fuerte, ni mariposas en el estomago, ni nerviosismo. Nada. Eran ellos los que tenían que ponerse nerviosos cuando estaban con Cait.

No soportaba las festividades, a penas y sobrevivía navidad, por los regalos de su padre, o año nuevo, por las salvajes fiestas. Pero San Valentín era el peor. Despertó temprano, tal vez demasiado, y evito a su familia lo más que pudo. Sam y Quinn se ponían especialmente románticos ese día, y no era algo que quisiera ver.

Cuando cayó la tarde, todo pareció mejorar, había recibido una invitación a la fiesta de “Odio San Valentín” pero no iba a rebajarse, a si que no iría, también varias cartitas de admiradores, pero se quedarían con las ganas. Su plan para este día, era comer algo en Breadstix, observar a los enamorados y reír un poco de ellos, si tenía suerte Savannah se aparecería para reír juntas, y si tenía aun más suerte, algún chico guapo se le regalaría. Escogió rápidamente un vestido de su armario, era blanco, con un listón negro en la cintura y un pequeño vuelo; recogió su cabello en una coleta alta y finalmente robo un par de zapatos de Dorothy. Extrañamente, no se maquillo. Si fuera por ella, habría ido con el uniforme de las animadoras.

Cuando llego, el lugar ya estaba repleto, y tuvo mucha suerte en hallar un lugar libre. Observo el lugar discretamente, y noto que ya estaban demasiadas parejas allí. No llevaba ni cinco minutos cuando una rara presencia la descoloco. Kirsten. – ¡Oh! Hola Kirsten- intento sonar amable, a pesar de todo lo que le había venido a la cabeza junto con su aparición, se había prometido que le contaría todo en cuanto tuviera oportunidad, pero no lo haría tan pronto. Apenas y se conocían, lo que podría ser una buena oportunidad para mostrarse buena, y suavizar algunas cosas, para que le tome confianza –Bueno, pues ya lo hiciste. No hay problema- La muchacha, ubicada en frente ya se había puesto cómoda, no podría echarla aunque quisiese, mas no quería. - ¿Son novios cierto?- era la pregunta más hipócrita que había hecho en su vida. Sabía más de la cuenta sobre esos dos.

–Pues, que mal de su parte el llegar tarde en este día precisamente ¿no crees?- víbora, así se sentía cuando hizo ese comentario, pero le daba igual. Ya lo venia venir, aquí se armaría. Y una presencia que ya se asomaba por la puerta de Breadstix lo confirmaba.


·Lovely Bitch·


At first when I see you cry It makes me smile Yeah it makes me smile



Caitlin L. Evans

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 28/01/2012
Localización : Ohio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Kirsten St. James el Miér Feb 08, 2012 1:58 pm

La decoración no le llamó particularmente la atención, era adecuada a la fecha, repleta de corazones y cosas en honor a los enamorados. Luego pensó en San Valentín, en el santo en si, y se preguntó si ella se arriesgaría a casar parejas en secreto... Nah, primero que de buena cristiana o por lo menos religiosa no tenía nada y segundo que tenía su pellejo en demasiada estima como para sacrificarlo por un par de tórtolos. Que alguien más se arriesgara por ella, eso sería mucho mejor.

Mantuvo la sonrisa al escuchar que no le molestaba que se sentara con ella -Sí, desde hace poco más de un mes- respondió con un deje de alegría en la voz. Se encogió de hombros ante el comentario siguiente y volvió a fijarse en su reloj de pulsera -De hecho, yo he llegado antes de lo acordado, así que no puedo quejarme- ya se había resignado a eso hace mucho, sabía que si ella llegaba más temprano no podía reclamarle nada a la otra persona, pero sí que si esa persona demoraba más de cinco minutos luego de la hora establecida Kirsten se molestaba bastante. Comenzó a repiquetear suavemente los dedos contra la mesa, en un gesto obviamente impaciente; está bien, ella había llegado antes, ¿pero tanto les costaba a los demás llegar antes también? Pensó en algún tema con el que charlar con Caitlin un rato mas lo único que se le venía a la mente era comentarle sobre su última fiesta, cosa de la que seguro ya se había hablado bastante, de modo que optó por buscar otro tema. Le picaba la curiosidad por saber si ella esperaba a alguien, no obstante no consideraba adecuado preguntárselo por el hecho de que apenas sabían el nombre de la otra. Desconocía totalmente si la rubia era de tener parejas o era más del típico "te veo y no me acuerdo".

Mathias llegó pronto, increíblemente puntual -¡Hey!- devolvió el saludo alegremente mientras le sonreía -No, para nada. El regalo no era necesario...- pura cortesía, ¿a quién no le gustaban los regalos? Y entonces cayó en la cuenta de que ella no le había comprado nada; lo dejó pasar, casi ninguna chica le compraba cosas a su pareja para San Valentín, al menos ninguna de las que conocía. Al ver la pulsera prácticamente se enamoró de ella, era perfecta para Kirsten en todo sentido -Es hermosa- murmuró -Muchas gracias- le besó la mejilla en señal de agradecimiento. Luego se la colocó en la muñeca izquierda y volvió a sonreirle -De nada en particular, le comenté que ya llevábamos más de un mes saliendo y... bueno, básicamente eso- respondió a las preguntas de su novio y miró a Caitlin. Sus ojos repararon por un momento en su cabello rubio, dorado más bien, y aquel presentimiento volvió. Se decidió a ignorarlo, de modo que dedicó otra mirada a Mathias y sus labios se curvaron en una tenue sonrisa.



kirsten olivia st.james
GIRLS JUST WANNA HAVE FUN

Kirsten St. James
Admin

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 14/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Caitlin L. Evans el Miér Feb 08, 2012 4:47 pm

Por alguna razón, no podía mirarla a los ojos. La atormentaba el hecho de verse descubierta o escrutada, más no se estaba arrepintiendo de decir la verdad. No iba a hacerlo nunca. Solo no quería, que todo saliera a la luz antes de lo planeado. Por una parte le convenía bastante, la distracción de su acompañante, el que ella este embelesada con la vomitiva decoración, le daba tiempo de ganarse su confianza o al menos de ser un intento de agradable compañía.

No pudo creer que solo llevaran un mes, con la forma en que Mathias había hablado de ella, le había hecho imaginar al menos un año de relación – Que bien- respondió con voz neutral y moviendo un poco la cabeza hacia un lado, para dar la impresión de que en realidad le alegraba – Pues, así es diferente- sonrió – Aun así,pienso que quizá debiste haberte tardado un poco ¿no? Siempre es bueno hacerse desear- eso era cierto, y en cada cita Caitlin aplicaba esa regla. Jamás llegar antes. El hacer que ellos se preocuparan por un posible desplante, la hacia sonreír. El que Kirsten se pusiera un poco ansiosa se le estaba contagiando, esperaba realmente poder revelar la verdad ese día, aunque hubiera pensando en un instante que no era tan perra como para arruinarles San Valentin, había desechado ese pensamiento de inmediato. ¿A quién engañaba? Ella si era todo lo perra como para hacerlo, y eso dibujo una perversa sonrisa en su rostro.

Caitlin pudo oler el miedo al ver a Mathias frente a ambas, sabía perfectamente lo que estaría pasando por la cabeza del chico, y eso solo le causaba ganas de reír a carcajadas. La inocencia de la muchacha solo alimentaba sus ganas de burlarse. Aunque después él podría preguntarle ¿Por qué? ¿Por qué lo dijo justamente en ese día tan especial? Cait seria libre de toda culpa, pues no había sido la primera en acercarse.

-Hola Matt- saludo, se abstuvo a llamarle “Mathy” pues eso podría fácilmente levantar sospechas, y no las quería. No aun. Solo se permitió observar sutilmente el regalo y pensar “¿en serio?” no se le habría ocurrido nunca que Mathias Hudson podría tener un lado romántico. Al menos ella nunca lo vería directamente.
Lo miro a los ojos y sonrió de un lado, con las cejas en alto. Mas ya no podría ser una gran amenaza, Kirsten ya había deshecho la tensión de algún modo.

Off: Espero no haber estropeado el orden, pero vi necesario publicar otra vez.


·Lovely Bitch·


At first when I see you cry It makes me smile Yeah it makes me smile



Caitlin L. Evans

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 28/01/2012
Localización : Ohio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Mathias R. Hudson el Jue Feb 09, 2012 7:27 pm

El desubrir que Caitlin no parecía haber dicho nada hizo que el nudo que tenía instalado en su estómago se hiciera un poco más ligero, pero evidentemente no le sirvió para bajar la guardia. Si algo le habían enseñado los últimos días era que con Caitlin Evans uno nunca podía relajarse. Sabia que la amenaza de contarselo todo a Kirsten estaba todavia en pie, y que la rubia no le había pedido nada que pudiera hacer para evitar que eso sucediera.

Intentó centrarse solo en Kirsten, esperando que Caitlin se sintiera de más y se fuera, dejándoles gozar de la noche a solas. Le devolvió la sonrisa al ver que había acertado con la pulsera, y su orgullo fue mayor al haberla elegido él mismo sin ayuda de nadie (aunque el pobre vendedor casi había perdido la paciencia con todo lo que había tardado en decidirse acerca de que comprar).

- Ya sé que no hacía falta, pero me apetecía comprarte algo. - le dijo ampliando un poco la sonrisa.

Miró a Caitlin por el rabillo del ojo, esperando que en cualquier momento la rubia les dijera que se iba, o que su pobre víctima de la noche había llegado, o cualquier otra cosa para que pudiera relajarse del todo y disfrutar de la noche de San Valentín de su novia. Pero ella parecía completamente cómoda ahí con ellos, y fue por eso que las malas sensaciones acerca de lo que iba a suceder aumentaron de nuevo.

Se tomó todo el tiempo del mundo para sacarse la chaqueta, colgarla en el respaldo de la silla y sentarse, dejando un brazo casualmente apoyado sobre los hombros de Kirsten. Le habría encantado poder hablar a solas con Caitlin, recordarle una vez más que estaba dispuesto a cualquier cosa para comprar su silencio, pero evidentemente no tenía modo de hacerlo.

- Entonces... ¿esperas a alguien, Caitlin? - preguntó, no porque le interesara realmente, sino más bien para saber que debía esperar respecto a ella aquella noche. Tenerla ahí sentada, en la misma mesa que ellos, durante toda la noche supondría la peor de las torturas para él.

Perdón por la tardanza >_< Tuve que terminar unos trabajos que me salieron a última hora y mi tiempo libre se redujo drasticamente xD El próximo post, más inspirado y más largo, lo prometo! xD



Mathias R. Hudson

Mathias R. Hudson

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Kirsten St. James el Vie Feb 10, 2012 10:41 pm

Se quitó la bufanda con tranquilidad, mientras Caitlin comentaba acerca del horario de llegada. Por un momento divagó acerca de porque su madre le había insistido en ponerse la bufanda. El invierno ya estaba llegando a su fin y eso se notaba con los leves ascensos de temperatura -En eso tienes razón, pero digamos que quedarme sentada en casa esperando a que pase el tiempo no es muy divertido- dijo. Era regla que las chicas debían hacerse esperar, sin embargo con Kirsten las reglas solían variar un poco. Ella prefería llegar puntual, al menos en lo que a citas se refiere, de ese modo aprovechaba el tiempo al máximo "comprándose" a quien estaría con ella. Pensó en las primeras citas con Mathias, antes de que fuesen pareja oficial, y descubrió que a él no había intentado comprarlo, al menos no tanto.

Un poco de silencio se instaló entre los tres, la morocha aún no notaba lo incómodo de la situación para su pareja y por supuesto, ignoraba el motivo de la incomodidad. Se dedicó a mirar un poco más alrededor, dejar que sus oídos se llenasen un poco con la música que sonaba y luego se fijó en como Mathias acomodaba el abrigo en su asiento. El sentir el brazo de su novio sobre ella no hizo más que darle ganas de apoyar la cabeza en su hombro, mas lo consideró inapropiado ya que sería algo más de intimidad entre ellos, lo que equivalía a darle la espalda a Caitlin de un modo indirecto. Se resignó a quedarse justo como estaba y a pensar si acaso seguirían en silencio por mucho tiempo más. Si eso era así, sin duda se pondría de pie y se marcharía del lugar, para aburrirse estaba la casa.

Kirsten miró a la rubia con una sonrisa que no venía al caso al escuchar que su novio le hacía la pregunta que había estado rondando en su mente minutos atrás. A decir verdad, no sabía que esperar, pero tenía claras las respuestas: si la rubia decía que sí, propondría que pasaran la noche como en una cita doble, claro siempre que la otra pareja estuviese de acuerdo; si decía que no, la invitaría a que se quedara con ellos, después de todo no veía mala su compañía. Claro que estaba convencida de que San Valentín era para pasarlo en pareja y bla bla bla, no obstante no le venía mal una conocida a la que le cayera bien o quizás en un futuro una amiga. Se retractó en cuanto a lo de amiga, Caitlin le sugería más bien esa clase de personas que mantenía a los demás cerca cuando le convenía. Una copia de Kirsten que rondaba en McKinley.

Off: y ahora me toca pedir perdón a mi xD perdón por la demora, parece que mi mamá se acordó de que tenía una hija y me sacó a pasear/pagar cuentas/compras durante la mañana y la tarde, aunque terminamos sin comprar nada u.u



kirsten olivia st.james
GIRLS JUST WANNA HAVE FUN

Kirsten St. James
Admin

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 14/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Caitlin L. Evans el Lun Feb 13, 2012 4:33 pm

Esa amplia sonrisa falsa, parecía ya una etiqueta en el rostro de la rubia, y el sonido de las copas chocando y las empalagosas conversaciones, la estaban aturdiendo. Apoyó un brazo en la mesa para mostrar comodidad ante lo sutil demostración de afecto entre la pareja. Percibía la tensión en el ambiente, y le alegraba ser ella la responsable, sobre todo de la incomodidad de Mathias que estaba nervioso, a más no poder. Caitlin solo quería reír.

La pregunta de él, fue de lo mas indiscreta, pero no le molesto, de hecho, ensancho su sonrisa y lo miro fijo, como si ella misma lo habría inducido a decir esas palabras – Pues, en realidad no, no a alguien en especifico. Estoy soltera, y espero que siga así – no pensaba en irse y conocía el motivo de la pregunta, pero Kirsten se había acercado, por eso ahora ambos tendrían que soportar su compañía.

Además, conociendo el hecho de que cada vez se ganaba más la confianza de la chica, añadió un último comentario al respecto- Pero si prefieren que me vaya, podría hacerlo-

Off: Se que es poco, de hecho, muy poco. Pero he exprimido mi cerebro y es lo mejor que salio : (


·Lovely Bitch·


At first when I see you cry It makes me smile Yeah it makes me smile



Caitlin L. Evans

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 28/01/2012
Localización : Ohio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Mathias R. Hudson el Mar Feb 14, 2012 3:15 pm

Caitlin no esperaba a nadie ni tampoco tenía intención de irse. El nudo de su estómago que se había relajado al darse cuenta de que la rubia no había hablado más de la cuenta, volvió a oprimirle, y casi inconscientemente se sentó un poco más erguido en la silla, muestra de su incomodidad.
Y lo peor de todo era aquel maldito silencio, arrugó un poco la nariz mientras buscaba desesperadamente algún tipo de tema para empezar una conversación. Algo que fuera seguro, que los alejara de temas que pudieran llevar a cualquier tipo de problema... Y evidentemente no se le venía nada a la cabeza, porque ¿que tema era bueno para tratar con tu novia y la chica con la que le pusiste los cuernos en la noche de San Valentín?

Tampoco respondió a la pregunta de Caitlin acerca de que si querían que se fuera. Él lo tenía claro: evidentemente que la quería lejos de ellos, pero sabía que no podía decirlo en voz alta. Se removió otra vez en su silla, intentando disimular lo mejor que podía su incomodidad. Y entonces, un camarero que pasaba por ahí con una bandeja llena de copas de champán resultó ser su salvación.

- Iré a buscar algo para beber. - dijo practicamente saltando de la silla, como si tuviera un resorte incrustado en su trasero. Se acercó al camarero y sintió que, lejos de la mesa, podia respirar con normalidad por primera vez desde que había llegado al restaurante.

Haciendo equilibrios con las tres copas regresó a la mesa, intentando ignorar aquella sensación de que la noche iba a acabar extremadamente mal, y que no iba a poder hacer nada para evitarlo. No quería pensar aquello. Tal vez no pasara nada y Caitlin solo estuviera ahí para torturarlo con su presencia y arruinarle la noche de San Valentín. De hecho la chica ejercía tal poder sobre él que se sintió el mayor capullo del mundo por haber permitido que las cosas llegaran a aquellos extremos.

Dejó las copas sobre la mesa y sin dar tiempo a que el silencio volviera a instalarse entre ellos alargó la mano para tomar la carta de Breadstix (aunque practicamente se la sabía de memoria y empezó a parlotear de lo primero que se le venia en la cabeza.

- ¿Ya sabéis que vais a comer? Yo estoy debatiendome entre el buffet de pasta o la Gudbuster Extremo, aunque... El entrenador siempre dice que la comida apenas se digiere a esta hora y que es mejor no abusar de lo pesado. Aunque claro, hoy es día para excepciones, ¿no?

"Ya callate, Mathias" - fue la voz de la consciencia resonando en su mente la que le dijo que quizás debería cerrar la boca. Solo esperaba que al hacerlo no volvieran a quedar en silencio. La situación ya era suficientemente incomoda de por si...



Mathias R. Hudson

Mathias R. Hudson

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Kirsten St. James el Jue Feb 16, 2012 6:38 pm

Durante bastante tiempo Kirsten también había querido ser soltera, de esas que de vez en cuando tienen sus deslices, por lo que entendía perfectamente lo que Caitlin decía. Luego conoció a Mathias y al diablo la soltería. Miraba al techo sin pensar en nada específico cuando de repente sintió que el chico se enderezaba en su lugar. Lo miró fugazmente, preguntándose que le estaría pasando. No es que enderezarse fuese ultra extraño para la morocha, sino que conocía lo suficiente a su novio como para saber que erguía la espalda cuando estaba incómodo -No, quédate. Nosotros no nos hacemos drama, ¿cierto?- miró a su pareja buscando una confirmación. Dudaba que él se negara, que ella supiera no tenía problemas personales con la rubia.

No se le pasó por alto el siguiente comportamiento extraño de Mathias, que fue nada más ni nada menos que ponerse de pie de repente diciendo que iría a por unas bebidas -Gracias- sonrió mientras cogía una de las copas y bebía de ella. Luego miró alternativamente a sus acompañantes y la lucecita de lo obvio se encendió en su cabeza. Bueno, era obvio que existía cierta tensión entre ellos, de lo contrario no habría tanto silencio o reacciones de incomodidad. Frunció imperceptiblemente el ceño y miró a su novio. Algo andaba mal, era definitivo, el despliegue siguiente de palabras no hizo más que confirmárselo.

Echó un vistazo a la carta, incluso ya sabiendo cual sería su respuesta -De hecho yo no voy a comer nada. Nuestro entrenador nos tiene a base de queso esta semana- dijo. Al pesarlos en uno de los ensayos (sí, así de estricto era), el coreógrafo descubrió que uno de los integrantes del grupo había aumentado de peso, por lo que decretó una dieta de queso y agua para todos. Kirsten, capitana y orgullosa de serlo, no tenía más remedio que acatar las órdenes que le daban -Nunca he probado una Gudbuster Extremo- claramente por las recomendaciones del coach -Pero el buffet de pasta es muy bueno- añadió.

Se aclaró la garganta y decidió tomar algunas cartas en el asunto -¿Nos disculpas unos momentos?- le preguntó a Caitlin al tiempo que golpeaba discretamente a Mathias. Se puso de pie cuidadosamente y caminó un poco, alejándose de la mesa a una distancia prudente, desde la que no tendría porqué oírse la conversación que tendrían. Esperó a que su pareja la alcanzara con los brazos cruzados.



kirsten olivia st.james
GIRLS JUST WANNA HAVE FUN

Kirsten St. James
Admin

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 14/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And what if we play with fire? [Caitlin & Mathias]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:01 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.